Envío gratis 35€ 🪴⚡
15% de descuento: SUPERMACETAS 🏷️
0

¿Qué plantar en macetas pequeñas?

La jardinería en macetas pequeñas es una excelente opción para aquellos que tienen espacio limitado o desean agregar un toque verde a su hogar sin comprometer la portabilidad. En este artículo, exploraremos las diferentes opciones que tenemos para plantar en macetas pequeñas, mostrando las recomendaciones de plantas que hacemos desde macetitas, así como un repaso de todo lo que tenemos que tener en cuenta para garantizar que crezcan fuertes y sanas.

Ventajas de las macetas pequeñas

Las macetas pequeñas presentan varias ventajas que las hacen ideales para la jardinería en espacios reducidos e interiores. En primer lugar, ocupan poco espacio, lo que las hace perfectas para balcones, ventanas o incluso encimeras de cocina. Además, al tener un tamaño compacto son fáciles de transportar, pudiendo así cambiar la disposición de tus plantas según tus preferencias o las condiciones climáticas (por ejemplo, para que reciban más horas de sol en determinadas épocas del año).

Otra ventaja importante es que las macetas pequeñas requieren menos sustrato, con lo que un saco de sustrato de 5L o 10L será más que suficiente para preparar múltiples plantas, ahorrando así dinero.

Finalmente, al ser pequeñas, es posible trabajar con ellas encima de cualquier mesa o superficie, pudiendo así hacerlo en prácticamente cualquier estancia de tu hogar. Así evitamos tener que preparar o delimitar una zona grande cada vez que queramos dedicarles tiempo.

¡Vamos a ver qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir una planta para macetas pequeñas!

Elección de la maceta correcta

Vamos a por el primer punto: la maceta. Ya coloquemos nuestra nueva planta en interiores, o en exteriores junto a plantas más grandes, ¡debemos asegurarnos de que destaque! En este punto es donde debemos elegir una maceta a juego con nuestra planta, que haga que el conjunto resalte y llame la atención.

En macetitas nos esforzamos mucho en el diseño y elección de colores de nuestros modelos, ya que no encontrarás nuestros maceteros originales en otro lugar. ¡Echa un ojo a nuestra selección!

Sustrato Ideal

El sustrato juega un papel fundamental en el crecimiento y desarrollo de las plantas en macetas pequeñas. Siempre recomendamos optar por mezclas de tierra específicamente formuladas para macetas, ya que así nos aseguramos que proporcionen los suficientes nutrientes a nuestra planta, así como un buen drenaje, ya que una tierra que retenga demasiado el agua puede provocar problemas de humedad.

Aún así, siempre puedes añadir arlita o bolitas de arcilla expandida al fondo de la maceta, para asegurarnos un correcto drenaje.

Necesidades de riego

Para mantener tus plantas saludables en macetas pequeñas, es importante prestar atención a sus necesidades de riego. A menudo, la principal causa de muerte de las plantas en interiores no es la falta de riego, ¡¡sino su exceso!!

¿Cómo podemos evitarlo? Bien, tenemos una serie de pautas a seguir para saber cuando regar y cuando no una planta de interior:

  • Antes de regar, toca el sustrato con el dedo, hasta más o menos 4cm de profundidad, para ver si está húmedo o no. Si aún notas que hay humedad, ¡no es momento de regar! Espera un día o dos y vuelve a probar
  • Espera al atardecer en verano, o a media mañana en invierno. ¿Por qué? En verano, regar al atardecer que las plantas hayan tenido suficiente tiempo para absorber agua antes de que lleguen las horas de más calor. En invierno ocurre un efecto similar: regando a media mañana te aseguras que tus plantas no están sufriendo las temperaturas más extremas del día, con lo que serán más propensas a recoger agua.
  • También puedes comprar un medidor de humedad, disponible en cualquier vivero o tienda online (sí, Amazon). Suelen valer en torno a los 10€ y así te aseguras que los niveles de humedad del sustrato son adecuados antes de regar.
  • Riega regularmente: es mucho mejor regar poquito a poco cada día, que atiborrar a tus plantas de agua una vez a la semana. Recuerda también que, dependiendo de la zona donde vivas y de la época del año, será necesario regar de manera más o menos frecuente, ¡aún cuando estés en interior!

Ejemplos de Plantas para Macetas Pequeñas

Potos

El poto, o Epipremnum aureum es la estrella de la decoración del hogar. Al necesitar luminosidad, pero no luz directa, es ideal para usarse en interiores: se adapta perfectamente a cualquier habitación con ventanas por las que entre luz solar.

Produce ramas muy largas, con múltiples hojas de un llamativo verde, lo que lo hace una excelente planta colgante y muy agradecida con cualquier tipo de macetas de colores. Y si ves que crece demasiado, también tienes opciones: es súper fácil sacar esquejes de ella, o simplemente ponerle una guía para que crezca en torno a ella.

Los potos son perfectos para plantar en macetas pequeñas
Un pequeño poto en una Maceta Sonrisas de color Marrón Terracota

Fitonias

Alegres y coloridas, existe una amplia paleta de colores presentes en esta planta, cuyas hojas suelen presentar distintas tonalidades a la vez. Las fitonias son plantas bajas y pequeñas que viven en lugares húmedos, como América del Sur y Centroamérica, aunque dado su carácter tapizante y sus combinaciones de colores, son capaces de llamar mucho la atención.

Es poco exigente: un poquito de agua cuando notes que el sustrato está seco será más que suficiente. A cambio, tendrás una planta muy tupida, con hojas muy llamativas y que agradece la luz indirecta, con lo que será fácil de colocar en tu hogar.

Las fitonias son geniales para plantar en macetas pequeñas
Así se ve una fitonia en una Maceta Primavera

Sansevierias

También conocida como lengua de tigre o lengua de suegra, la sansevieria es la reina indiscutible de los espacios verticales, dada su particular forma de crecer hacia arriba. Es ideal tanto para principiantes como para espacios interiores, ya que requiere pocos cuidados y no es muy exigente con las condiciones ambientales, siempre y cuando disfrute de abundante luz.

Crece a un ritmo lento pero constante, siendo capaz de crear entre tres y cinco hojas al año, por lo que aguantará mucho tiempo sin necesitar un trasplante. Y dada su forma de crecer, ¡es genial para colocar en macetas divertidas!

Una sansevieria plantada en un macetero pequeño
Una sansevieria tan alegre como su macetero

Suculentas o crasas

¡No podíamos dejar a nuestras queridas suculentas fuera de esta lista! Con cientos de formas y colores, las plantas crasas son de las mejores elecciones para plantar en macetas pequeñas, dada su capacidad de crecer en prácticamente cualquier lugar.

Apenas necesitan tierra disponible para crecer, ya que la mayor parte de los nutrientes que necesitan, incluido el agua, los obtienen y almacenan a través de sus hojas: de ahí que sea importante no pasarse con el riego y asegurarse de que tienen un sustrato pobre y con buen drenaje.

Un senecio en un huevo de dragón
El senecio, al igual que el resto de suculentas, necesita poco sustrato para crecer

Recuerda: lo más importante son los cuidados

Para asegurar el éxito de tu planta en maceta pequeña, el mejor consejo es el siguiente: dale a tus plantas el cuidado que necesitan, ¡ni más, ni menos! A menudo tendemos a estar demasiado pendientes de nuestras plantas, cuando lo que realmente necesitan es estar tranquilas y sin estrés para poder desarrollarse sin contratiempos. No te preocupes, pues ellas mismas te indicarán sus necesidades.

En macetitas nos esforzamos con que nuestros maceteros originales cumplan con las necesidades de protección, drenaje y diseño que tus plantas merecen: ¡anímate a trasplantarlas en una maceta a su altura!

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Artículos relacionados